jueves, 5 de febrero de 2015

No hay que escribir para convencidos


No hay que escribir para convencidos,
hay que escribir para convencer.
GV