domingo, 1 de febrero de 2015

Cuando uno camina por el desierto

Cuando uno camina por el desierto no puede evitar el desierto, ni evitar caminar, aunque le falten las fuerzas.
GV

Las circunstancias son siempre superiores a nuestros deseos
y los deseos acaban siendo vencidos por el tiempo.
BG